En el nombre del padre

• 30 Abr 2012

Kilmainham Gaol

El Preso

El preso

Llueve, pero dentro de la cárcel hace calor. El tiempo pasa despacio. Falta media hora para cerciorarme de que los irlandeses tienen puntualidad inglesa. Sentado en las escaleras entretengo el tiempo apostando por el sentido del voto de cada uno de los que, también aburridos, deciden votar a favor o en contra de la pena de muerte. Un tipo simpático, con cierto parecido a Labordeta, se posiciona delante de los dos botones rojos con los que se alimentan los dos marcadores luminosos que coronan la máquina. FOR: 51.263 AGAINST: 56.255. Pierdo la apuesta, FOR recorta en 1 la diferencia. Una pena la pena.

Preso II

El Patio

La cárcel del Kilmainham es uno de esos lugares sobrecogedores en los que es imposible permanecer impasible. Hoy en día está vacía de presos, pero sus tenebrosas celdas y su cinematográfico patio interior están llenos de historia, de historia irlandesa.

Celdas

Sus estancias han sido escenario de muchas películas:The Italian Job, El hombre de Mackintosh, Michael Collins y, quizás la más famosa, En el nombre del padre.

Escaleras I

En unos días, el cuatro de mayo, se cumplirán noventa y seis años del triste final de la historia de amor entre Joseph Plunkett y Grace Gifford. Cuando Grace tuvo noticias de la inminente ejecución de su amado por ser uno de los líderes del levantamiento de Pascua de 1916, pidió casarse con él. Tan sólo unas horas antes del fusilamiento se casaron en la capilla de la cárcel.

Escaleras II

 

Veo su Sangre en la Rosa

Veo su sangre en la rosa
Y en las estrellas la gloria de sus ojos,
Su cuerpo brilla en medio de nieves eternas,
Sus lágrimas caen de los cielos.

Veo su cara en cada flor;
El trueno y el canto de los pájaros
No son más que su voz – y talladas por su poder
Las rocas son sus palabras escritas.

Todos los caminos por los pies están gastados,
Su fuerte corazón agita los latidos del mar,
Su corona de espinas está entrelazada con todas las espinas,
Su cruz es cada árbol.

Joseph Mary Plunkett (1887–1916)

Ventana

Tags: , , ,

One Response

  1. jpg

    ¡Eres bueno!, ¡Eres muuuuuuuy bueno! Pero eso ya lo sabíamos. Abrazos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *