OTOÑO

• 4 Nov 2012

Otoño en Guadalupe

Hay lugares en los que uno se reconcilia con la Naturaleza, con los Seres Celestiales y consigo mismo. Te atraen de tal manera, que necesitas estar en ellos porque en cierta forma son parte de ti. Con las personas sucede algo parecido, pero éstas poseen el inconveniente, y a veces inoportuno, don de la palabra.

Este poema de José Luis García Martín, con el que comenzamos el Aula el próximo martes día 27, creo que complementa bien lo que quiero decir.

Remedio para melancólicos
All you have to do is take your clothes off
Frank O´Hara

Cuando me veas deprimido, ansioso, malhumorado,
todo lo que tienes que hacer es quitarte la ropa,
y entonces brilla el sol y se revela el secreto:
que somos carne y respiramos y estamos
cerca el uno del otro.
Tu desnudez me vuelve invulnerable.
La lógica podrida, el corazón
borroso, gangrenadas tardes se curan
con la simetría perfecta de tus brazos y piernas.
Extendidos forman un círculo eterno, sendas
hacia una playa sola, la rúbrica de un Dios.
Todo lo que no eres tú, todo lo que no soy yo
deja de tener importancia: el dolor,
el sin sentimiento, el asco, son nimiedades
que nada tienen que ver con la vida.
Cuando me veas agonizante, quítate la ropa.
Aunque estuviera muerto resucitaría.

Tags: , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *